RESEÑA: Pokémon – Detective Pikachu

La Historia

En una ciudad donde los Pokémon y los seres humanos coexisten pacíficamente, el ex- entrenador de Pokémon Tim Goodman debe trabajar junto a un Pikachu que puede hablar para resolver la misteriosa desaparición de su padre.

La Reseña

La franquicia de Pokémon nunca logró cautivarme. Después del lanzamiento del primer programa, recuerdo haber coleccionado las tarjetas y tazos especiales, jugado los videojuegos y visto la primera película animada junto con todos los demás niños de 8 años. Definitivamente podía diferenciar a mis Pikachus de mis Mewtwos y Charizards, pero nunca pude lograr realizar una conexión con ese mundo. Al mismo tiempo que se fue expandiendo, yo crecí y mis intereses se dirigieron hacia otros horizontes.

Fue entonces que decidí que el momento había pasado.

El “barco” de Pokémon había partido de mi vida.

Luego salió el primer trailer de Pokémon: Detective Pikachu y mi interés quedó intrigado. ¿Una adaptación de alto presupuesto presentada como una película de fantasía/comedia/policíaco en donde el pequeño y adorable Pikachu tuviera la voz de Ryan Reynolds? Sí, por favor.

Entonces, ¿la película cumple esas expectativas?

En su mayoría… Sí.

Aunque es un muy buen comienzo de lo que estoy seguro será una enorme y larga franquicia, no todos los elementos funcionan como uno esperaría.

En lo que respecta al lado “Detective” del título, el “misterio” deja algo que desear.

Desafortunadamente, algunos de los giros son dolorosamente predecibles, en particular la gran revelación del villano que hace que uno se pregunte si habría beneficiado a la película no tratarlo como un “giro”, sino usar ese tiempo para explicar con más detalle una trama que puede llegar a ser un poco confusa para los recién llegados a Pokémon.

Esto habría ayudado en particular el tercer acto, ya que se siente un poco como el plan maestro del villano sale de la nada y la película no tiene ningún interés en dar más explicaciones acerca de este plan.

Además, los personajes humanos no son del todo exitosos, aunque no por culpa de los actores, sino a que no tienen mucha vida ni motivación y se sienten muy poco desarrollados desde el guión. Judge Smith da una actuación “meh” como nuestro protagonista, Tim Goodman, interpretando al torpe adolescente que hemos visto en muchos de este tipo de películas de alto presupuesto, mientras que Kathryn Newton interpreta a la valerosa Lucy Stevens, quien parece estar ahí solo para ser bonita y el interés romántico del héroe.

Aún así sigue siendo un mejor tratamiento del que reciben algunos de los personajes secundarios, como esos interpretados por Ken Watanabe y Bill Nighy, quienes solo regresan a la cinta cuando recuerdan que se necesita de algún humano para avanzar la trama y reducir el presupuesto. Por lo que es una excelente noticia que el lado “Pikachu” del título funcione tan increíblemente bien.

En primer lugar, la decisión de tener a Ryan Reynolds como la voz de Pikachu es quizás una de las decisiones de casting más acertadas y extrañas de los últimos años, con el ingenio característico, estilo cómico y naturaleza incómoda del actor convirtiendo lo que podría haber sido un simple pero asombroso efecto visual en un personaje memorable, entrañable y divertido.

“¡Noticias de última hora! ¡Todos son malditamente adorables!” declara uno de los personajes después de mencionar la inutilidad de trabajar en listas de “Top 10 Pokémon mas lindos”. Y vaya que lo son. Los Pokémon podrían ser algunas de las criaturas más adorables, lindas y encantadores que se hayan puesto en una película junto a Gizmo de Gremlins y … Howard the Duck.

Bueno, lo era cuando tenía 10 años…

Además de ser tan adorables hasta el punto que sentí que desarrollé un cierto nivel de diabetes al ver la cinta, todos los diseños para los Pokémon encuentran un punto perfecto intermedio entre ser fotorrealistas y caricaturescos, al mismo tiempo que son extremadamente fieles a sus contrapartes animadas originales. No me sorprendería si más de un niño (o adulto) deja el cine pateando y gritando que quieren tener un Pikachu o Charmander o Jigglypuff real.

La película se encuentra en sus mejores y más divertidos momentos cuando se adentra en el extraño y fantástico mundo de los Pokémon, ya sea que nos lleve a una arena de combate clandestino o a un laboratorio donde nuestros héroes se encontrarán con algunos experimentos interesantes que dan paso a una de las escenas más visualmente llamativas y emocionantes.

Los fanáticos “hardcore” se deleitarán con la cantidad de referencias a otras entregas, con casi todos las tomas repletas de pequeños detalles que también sirven para intrigar a los recién llegados a la franquicia, adentrándonos visualmente a este mundo masivo e historia compleja sin la necesidad de llenar al espectador con demasiada información a través de diálogos innecesarios.

El hecho de que los cineastas pudieran tomar una mitología contada a lo largo de más de 20 años en animes, videojuegos, mangas y tarjetas comerciales, entre otros medios – todos los cuales incluyen más de 800 especies de Pokémon – y lo pudieron condensar a una historia de menos de 2 horas que aún tiene sentido es un pequeño milagro.

Que sea tan divertida es solo una cereza en este pastel milagroso.

El Resultado

Con una cantidad enorme de referencias y detalles para los verdaderos fanáticos de Pokémon pero al mismo tiempo lo suficientemente accesible para la audiencia general que no están familiarizados con este mundo, Pokémon: Detective Pikachu es un gran comienzo para la franquicia siendo diversión garantizada para toda la familia, respaldada por una dulce y graciosa actuación de Ryan Reynolds.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s