RESEÑA: Había Una Vez… En Hollywood

LA HISTORIA

La ex estrella de televisión Rick Dalton y su doble de riesgo Cliff Booth, navegan por el final de la Edad de Oro de Hollywood en 1968, intentando mantenerse relevantes hacia la industria cinematográfica.

LA RESEÑA

ADVERTENCIA: SPOILERS menores para Había Una Vez… En Hollywood serán discutidos. Por lo tanto, si deseas disfrutar de esta experiencia cinematográfica como Quentin Tarantino ha deseado, cierra esta página, sal y compra un boleto, disfruta (o no) los siguientes 161 minutos y luego regresa.

Nota: Música recomendada:

Es generalmente aceptado que la pizza es uno de los mejores inventos creados por la humanidad y sin duda uno de los más sabrosos.

Entonces, después de que me preguntaran en varias ocasiones recientes si considero esta como la mejor película de Quentin Tarantino, me di cuenta de que elegir una favorita sería como seleccionar solo un tipo de pizza de tu pizzería favorita hecha por tu chef favorito. Todas son especiales y únicas a su manera y al final del día… es Pizza.

Verás, Reservoir Dogs es el clásico con queso, Pulp Fiction es el Pepperoni con queso extra (¿Royale con queso?), Jackie Brown es la Hawaiana, Kill Bill Vol. 1 y Vol. 2 son las pizzas extra grandes que tienen un montón de extraños ingredientes extranjeros que ni siquiera sabes cómo pronunciar, pero aún así te encanta su sabor, Inglourious Basterds es la tradicional pizza italiana de corteza delgada, Django Unchained es la pizza Deluxe – esa que tiene pimientos, champiñones y aceitunas – y The Hateful Eight es la pizza Deluxe picante.

Había Una Vez… En Hollywood es la pizza de especialidad, hecha en el restaurante de 3 estrellas por uno de los chefs más reconocidos a nivel mundial con ingredientes como jamón serrano, queso azul y trufa. El chico sabe lo que está haciendo.

Puedes saborear a través de cada bocado la cantidad de amor, pensamiento y pasión que el chef puso detrás de su creación. Después de todo, toda su carrera lo ha llevado a este momento.

Una parábola en forma de cuento de hadas sobre la fama, la amistad, la inocencia y la dureza de la industria del cine y la televisión a través del prisma de la muerte de la edad de oro en Hollywood a fines de la década de los 60, Tarantino cuenta su historia más personal hasta el momento, utilizando cada habilidad, técnica y referencia almacenada en ese cerebro enciclopédico suyo para representar su amor por la industria del cine y las personas que la hacen posible.

Sin embargo, una advertencia, ya que está cinta es más cercana al tiempo de duración (161 minutos) y el ritmo de The Hateful Eight, por lo que puede que los impacientes sientan esta película como una prueba, pero mientras que el Western del 2015 estaba lleno de bastardos malvados y una perspectiva negativa general hacia la vida, Había Una Vez… En Hollywood es su opuesto, siendo la película más optimista y positiva del cineasta. La dirección de Tarantino también se encuentra de su modo más segura y confiada, tomando riesgos al establecer escenas largas que pueden parecer sin sentido solo para que su propósito real surja más tarde, subvirtiendo las expectativas y utilizando técnicas cinematográficas inteligentes para dar una mirada interna al proceso de filmar películas y televisión.

En el centro de este parábola están los ficticios – aunque inspirados por varias personas reales de la época – Rick Dalton y Cliff Booth, interpretados por Leonardo DiCaprio y Brad Pitt, respectivamente. Siendo mejores amigos, así como empleado y empleador, con Booth trabajando para Dalton como su doble de acción y su sirviente, Tarantino construye una relación fascinante entre ambos hombres presentándolos como dos caras de la misma moneda.

DiCaprio es el más destacado aquí como la ex estrella de televisión Rick Dalton, que ahora se ha visto reducido a ingratos papeles de villanos y secundarios. La brillantez de DiCaprio radica en que interpreta a una persona que da una actuación grabando un programa de televisión, y que al mismo tiempo realiza una en su vida cotidiana, haciendo todo lo posible para ocultar sus fracasos con el exterior suave, encantador y seguro de Dalton siendo constantemente traicionado cuando comienza a tartamudear, mostrando a la persona infantil, insegura y mezquina que tiene dentro. También hay que decir que pocos actores pueden hacer que una actuación “mala” se vea tan buena.

Pitt, por otro lado, es la definición viviente de “Cool” con el duro y varonil Booth y, a diferencia de Dalton, ha aceptado que su tiempo para brillar ha pasado y se contenta con estar allí para su amigo. Aunque DiCaprio maneja la mayor parte de la profundidad emocional, Pitt seguramente se convertirá en el elemento icónico de la película tanto como Samuel L. Jackson y John Travolta fueron en Pulp Fiction, con varias escenas memorables y algunos de los mejores diálogos.

La tercera parte de este examen es Margot Robbie como Sharon Tate, la actriz de la vida real que conoció un final trágico a una edad temprana. Tarantino ha criticado por parecer objetivar a Tate, ya que no tiene muchas líneas en su tiempo de pantalla ya limitado. Pero como se mencionó, este es un cuento de hadas y Tate desempeña el papel central de una princesa, más una figura angelical, misteriosa y espiritual que la persona de la vida real en la que se basa y, por lo tanto, expresa mucho más a través de su físico que las palabras. Dado el considerable talento de Robbie, no necesita decir mucho para que podamos sentir a Tate.

Hay algunos elementos que esperamos de las películas del director y Había Una Vez… En Hollywood cumple con ellas: escenas de violencia gráfica (de las cuales hay menos de lo que pensarías), tomas de pies (de los cuales puede haber más de lo que necesitamos), una genial colección de música pop y rock de los años 60, largos diálogos rimbonbantes y un gran elenco de personajes secundarios.

Uno puede imaginar que prácticamente todos los actores vivos quisieran nada más que estar en una película de Tarantino y parece que el director escuchó sus plegarias ya que Había Una Vez… En Hollywood está absolutamente repleto de actores de reparto increíbles de todas las edades, formas, tamaños y sabores.

Al Pacino, Timothy Olyphant, Emile Hirsch, Margaret Qualley, Bruce Dern, Luke Perry, Damian Lewis, Dakota Fanning, Scoot McNairy, Clifton Collins Jr, entre otros, junto con los habituales Kurt Russell, Zoe Bell y Michael Madsen. La joven actriz Julia Butters merece una mención especial, ya que comparte una de las mejores escenas con DiCaprio, y si esto es una indicación de su futuro, Butters es una actriz a la que hay que prestarle atención.

Con el director siendo familiarizado con la controversia y acusaciones de violencia sin sentido, racismo y sexismo, Había Una Vez En… Hollywood puede resultar ser el más divisivo de sus trabajos hasta ahora (aunque probablemente no por la primera razón) con dos escenas en particular que están bajo la mira.

La primera llega cuando Booth es desafiado a una pelea por la leyenda de las artes marciales y actor Bruce Lee. Sin dar ningún spoiler, el director ha sido acusado de tergiversar a Lee, convirtiéndolo en una especie de broma racista. Aunque puedo entender como algunas personas piensan esto, la verdad es que Tarantino es un fanático quien nunca querría faltarle el respeto a su memoria y, realmente, la escena dice mucho más sobre Booth que sobre Lee después de tener en cuenta cómo la secuencia está enmarcada.

La otra parte que ha sido criticada es el final. Y bueno … tendrás que ver eso por ti mismo, ya que realmente debes disfrutarlo con la menor información posible. Solo diré que sí, es una locura, pero es consistente con el mundo y la historia que presenta el cineasta.

Tarantino siempre ha establecido que hará 10 películas en él antes de retirarse, lo que significa que le queda una por entregar, pero la destreza técnica, imágenes impactantes, actuaciones impecables y guión poderoso de Había Una Vez… En Hollywood sería el final perfecto para su icónico trayecto.

LA CONCLUSIÓN

Lleno de diálogos deliciosos, excelentes actuaciones y la historia más personal y esperanzadora del director, Había Una Vez… En Hollywood es el amor de Quentin Tarantino por la industria del cine, Los Ángeles y los años 60 destilados en un buen vino que se vierte sobre la pantalla para nuestro disfrute y otro golpe magistral en su distinguida carrera.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s