RESEÑA: Dragged Across Concrete

LA HISTORIA

Una vez que dos policías excesivamente brutales son suspendidos de la fuerza, deberán entrar en el inframundo criminal para obtener su compensación adecuada.

LA RESEÑA

Hace diez años, si se hubiera estrenado una película sobre dos policías obligados a ganarse la vida trabajando en el inframundo criminal protagonizada por Vince Vaughn y Mel Gibson, es fácil imaginar que probablemente habría involucrado un par de persecuciones de automóviles de alta velocidad, poco realistas. tiroteos y muchas risas proporcionadas por la rápida conversación de Vaughn, el novato ligeramente inepto pero bien intencionado y el veterano experimentado y duro de Gibson, que termina saliendo de esta delicada situación con el aspecto de héroes y los malos en esposas.

Esta no es esa película.

Aquí, tanto los buenos como los malos reciben un trato cruel por parte del destino. Esta es una historia sobre exploración incesante acerca del racismo, la corrupción, la moral (o la falta de ella), la economía y la desesperanza.

La tercera película de S. Craig Zahler – cuyo Brawl In Cell Block 99 definitivamente deberías checar… siempre y cuando tengas un estómago fuerte – Dragged Across Concrete es sin duda el trabajo con mayor carga política del director, con una historia que tiene mucho que decir, pero la cual no siempre es tan exitosa transmitiendo ese mensaje a la audiencia.

Con una duración de 159 minutos, esta película no es para los impacientes, ya que además de larga, deliberadamente mantiene un ritmo extremadamente lento de principio a fin, siendo un drama policial con tintes de cine “arthouse” e influenciada por la década de 1970 con momentos esporádicos de violencia. No hay mejor ejemplo que una escena en la que vemos a Vince Vaughn comiendo un burrito durante un minuto ininterrumpido.

Las carreras de Mel Gibson y Vince Vaughn han recorrido un camino mucho más interesante en los últimos años – de manera forzada hacia Gibson debido a controversias pero intencional para Vaughn – lo que también nos lleva a una película mucho más interesante de la que hubiéramos obtenido en el pasado.

Ambos actores ofrecen actuaciones crudas, haciendo un buen uso del diálogo teatral de Zahler y disfrutando de interpretar a estas figuras complejas.

Para el personaje de Gibson, Brett Ridgeman, el director utiliza el pasado problemático del actor a su favor, con su cara profundamente arrugada y ojos que presentan un enojo constante, para retratar a un veterano oficial de policía que no se ha acostumbrado a la manera de vivir “políticamente correcta”, siendo algo intolerante y violento. Sin embargo, a pesar de su desagradable personalidad, sólo está tratando de darle la mejor vida a su familia.

Anthony Lurasetti, interpretado por Vaughn, tiene muchos de los mismos defectos humanos en un grado mucho menor, con un compás moral, que lo empuja a hacer lo correcto, pero es obstaculizado por su egoísta necesidad de encontrar el dinero para proponerle matrimonio a su novia. El actor generalmente cómico es mucho más discreto aquí que en Brawl In Cell Block 99, pero aún ofrece un desempeño sólido junto a Gibson.

Mucho menos publicitado pero igualmente importante para la historia es Tory Kittles como el ex-convicto Henry Johns, que solo está buscando cuidar a su hermano menor inválido y a su madre prostituta, adicta a las drogas. Kittles es el corazón y el alma de la película, con su historia entrelazándose lentamente con el de los detectives a medida que avanzamos.

Dragged Across Concrete es una película difícil de ver o disfrutar en el sentido regular de la palabra. Aunque no tan sangrienta como las cintas anteriores de Zahler, es más cruel, ya que carece de esa sustancia pulposa, eligiendo un estilo más realista y directo.

Desafortunadamente, uno no puede evitar sentir que el cineasta está demasiado enamorado de su propia narración, lo que lleva a la duración extendida. La personaje interpretada por Jennifer Carpenter es un ejemplo de esto, ya que su pequeña trama secundaria tiene un gran impacto temático, pero es en gran medida irrelevante para avanzar la trama.

Esta sección funcionaría de manera fantástica en una novela, pero en una película deseas volver a la historia principal. Puedo respetar su renuencia a comprometerse y editar la película (como los productores le habían pedido), pero podría haberse beneficiado de algunos cortes aquí y allá.

Por lo menos, el tiempo no pasa demasiado lento con una hermosa cinematografía cortesía del colaborador frecuente, DP Benji Bakshi y el compromiso de dar vida a la estética influenciada por el cine de la década de los 70 con una banda sonora agradablemente “soul” proporcionada por el propio director junto con el compositor Jeff Herriot.

LA CONCLUSIÓN

Honrando su nombre, Dragged Across Concrete te deja con la sensación de que acabas de pasar por una experiencia terriblemente lenta, brutal, dolorosa, tensa y traumática. En el buen sentido. Si puedes soportar algunos desvíos innecesariamente largos y crueles, serás recompensado con una oscura historia de moralidad llena de personajes interesantes y complejos al igual que una producción impecable.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s