RESEÑA: Parasite

LA HISTORIA

Todos desempleados, Ki-taek y su familia toman un interés especial en la familia de los ricos y glamorosos Parks, mientras se enredan en sus vidas y se ven envueltos en un incidente inesperado.

LA RESEÑA

Una película como Parasite presenta un problema cuando se reseña, ya que es una historia que merece ser vista con la menor información posible pero con las más altas expectativas.

Por lo tanto, mantendré esta reseña más corta de lo habitual con la menor cantidad de detalles posibles. De hecho, insisto en que corras a verla lo antes posible y luego regreses.

Si has visto y disfrutado el trabajo anterior del cineasta surcoreano Bong Joon-Ho (The Host, Snowpiercer, Okja), entonces sabes que este es un director cuyas películas se cuentan a través de una lente muy distintiva y esta no es una excepción.

Ganador de la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes de este año – la primera cinta coreana en lograr esto y justo en el centenario del cine coreano – Parasite es una obra maestra que debe ser vista por los entusiastas del cine y audiencias en general por igual.

En primer lugar, su mayor fortaleza radica en su narración subversiva, la cual sirve como un comentario agudo que cruza fronteras e idiomas para reflexionar sobre problemas universales como la pobreza y la guerra entre clases socioeconomicos, pidiendo a su audiencia que reflexione sobre las divisiones sociales y que miren hacia aquellos menos afortunados con humanidad y empatía.

A pesar de tratar con un tema pesado que cualquier otro cineasta podría haber presentado de una manera más directa, Joon-Ho sabe que su mensaje se transmitira de manera más efectiva a través de una historia magníficamente entretenida que hace uso de todas las emociones.

De principio a fin, su dirección es magistral con la película cambiando sin esfuerzo alguno entre comedia oscura, suspenso e incluso una pizca de terror sin hacer que esta mezcla se sienta fuera de lugar, sino que te lleva a una montaña rusa impredecible donde realmente no sabes qué esperar en la siguiente escena.

Este delicado equilibrio también se encuentra respaldado por un reparto que ofrecen actuaciones unánimemente maravillosas, perfectamente sincronizados entre ellos mismos y con la naturaleza siempre cambiante de la historia.

Finalmente, como es de esperar con Joon-Ho, Parasite es un deleite visual que logra ilustrar claramente la división emocional y social por la que atraviesan sus personajes con una fotografía simple y hermosa que está llena de imágenes potentes y metafóricas.

LA CONCLUSIÓN

Bong Joon-Ho ha creado una obra maestra salvajemente original, mordazmente divertida, trágicamente oportuna e implacablemente entretenida que sin esfuerzo salta a través de distintos géneros mientras imparte mensajes que con suerte harán que el público salga del teatro con importantes debates. Parasite es una cinta imperdible y una de las mejores de este año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s