RESEÑA: Knives Out

LA HISTORIA

Un detective investiga la muerte de un patriarca de una familia excéntrica y combativa.

LO BUENO

El director Rian Johnson ama un buen misterio. A lo largo de su carrera diversa y ecléctica, el género ha estado presente de una forma u otra, desde un adolescente que investiga la desaparición de su ex novia hasta una joven mujer que busca respuestas acerca de su identidad en medio de una guerra intergaláctica, cada personaje tiene un enigma central que intentan resolver.

Por lo tanto, era solo cuestión de tiempo antes de que Jonhson dirigiera un misterio de asesinato, también conocido como “whodunit” (una forma coloquial de “¿Quién [lo ha] hecho?” o “Who [has] done it?”). En realidad, la idea había estado en la mente del cineasta desde el 2005, después de completar su primer largometraje, la historia de detectives noir Brick. Tenía la intención de hacerlo después de Looper en el 2012, pero su próximo proyecto resultó ser un poco más grande de lo que planeó; Star Wars – El Último Jedi.

Las reacciones de los fanáticos de la franquicia a esa última fueron, por decir lo menos, divisivas. A pesar de algunas críticas llenas de odio en el internet, Disney y Lucasfilm se acercaron a el para crear otra trilogía de Star Wars, pero sintió la necesidad de abordar algo más pequeño antes de regresar a la galaxia muy, muy lejana.

Dentro del pequeño período de un año, el cineasta comenzó la preproducción de su próximo proyecto; un homenaje a las novelas de Agatha Christie, las cintas Alfred Hitchcock y grandes clásicos de suspenso como Sleuth, The Last of Sheila, Deathtrap y Murder On the Orient Express.

El primer actor en ser reclutado ocurrió por pura suerte, pero sería decisivo para despegar el resto de la película. Para el detective principal, el excéntrico Benoit Blanc, Johnson había escrito una lista de sus actores preferidos, pero uno fue descartado casi de inmediato debido a problemas de programación con una gran franquicia: Daniel Craig.

Mientras se completaba el guión, el trabajo en la película número 25 de James Bond se había estancado después de que el director Danny Boyle se retirara por las siempre presentes “diferencias creativas”. Johnson se contactó con Craig y, en pocos días, se convirtió en la primera persona en ser elegida para la nueva película del director.

La posibilidad de un guión original de Johnson, mezclado con el atractivo de la taquilla recaudada de $ 1.3 mil millones por El Último Jedi y Craig en un papel que no es James Bond atrajo rápidamente la atención de productores y actores para unirse a la cinta.

Así fue que dentro de un año, Rian Johnson escribió, ensamblo, filmó y editó el proyecto de sus sueños: Knives Out.

LO BADILLO

Los Sospechosos

Los thrillers mencionados anteriormente tienen un elemento en común: un grupo de actores fantásticos. Johnson también quería que esto se reflejara en Knives Out al obtener un elenco lleno de talento, tanto antiguos como nuevos.

Jamie Lee Curtis, Don Johnson, Chris Evans, Michael Shannon, Toni Collette, Katherine Langford y Jaeden Martell forman la familia de los sospechosos, mientras que Christopher Plummer es la víctima, Harlan Thrombey y no hay una sola mala actuación aquí a pesar de que algunos personajes caen cerca de convertirse en clichés.

Ana de Armas es la sorpresa principal como Marta, la enfermera de Harlan, quien inesperadamente se convierte en la protagonista de esta sórdida historia. En contraste con la generalmente terrible familia Thrombey, Marta es una persona de buen carácter y corazón noble que se encuentra inesperadamente envuelta en este misterio. Los ojos grandes y brillantes brillantes de Armas, su carisma encantador y su cálida actuación ponen al público de su lado al mismo tiempo que ofrecen un aspecto mucho más divertido de lo esperado.

El Detective

Cada gran misterio tiene un detective genio y determinado con un nombre ostentoso como Sherlock Holmes, Nero Wolfe o Hercule Poirot en busca de pistas para llevar a los responsables ante la justicia. Ahora tenemos a Benoit Blanc.

Es una pena que las habilidades cómicas de Daniel Craig se pierdan a favor de roles masculinos y películas de acción (aunque ciertamente entiendo por qué) ya que el hombre puede ser muy divertido cuando se le da la oportunidad, como en Logan Lucky del 2017, o aquí.

Está claro que Craig se divierte interpretando las excentricidades del detective privado, masticando alegremente su diálogo a través de un acento sureño exagerado y extrañamente entrañable. Uno espera que más directores hagan uso de la amplia gama de talentos del actor.

Asesinatos Sociopolíticos

A pesar de ser un género que gira en torno a la muerte, los misterios de asesinato tienden a ser bastante superficiales. Muchas son historias de época, que generalmente tienen lugar en los años en que novelistas como Christie o Arthur Conan Doyle escribían sus historias, romantizando el tema y asegurando una sensación atemporal.

Así que es refrescante que Knives Out tome lugar en un entorno contemporáneo, lo que le da a Johnson la oportunidad de inyectar algunos comentarios sociopolíticos sobre inmigrantes ilegales, guerra de clases e hipocresía política sin sonar falso, ya que está entretejido en el tejido de la historia y sus personajes, en particular, la protagonista Marta.

Una Red Retorcida …

Aunque todos los misterios de asesinatos se esfuerzan por subvertir las expectativas para evitar que la gente adivine sus desenlaces, Knives Out es una de las pocas películas que realmente tiene éxito en sorprenderte, cada giro que da sintiendose fresco.

Funciona porque, como un hábil cocinero que deconstruye sus recetas favoritas, Johnson elige, cambia y selecciona lo que le gusta de este género, jugando con las expectativas de la audiencia para crear un guión inteligente que también resulta ser una carta de amor para los “whodunits”.

Desde la “persecución de autos más tonta de todos los tiempos” hasta ingeniosos cambios de roles, Johnson ha creado un thriller implacablemente entretenido donde las piezas se reacomodan justo cuando crees que tienes todo el rompecabezas resuelto.

“Prácticamente Vive En Un Tablero De Clue”

El escenario de la escena del crimen es el Thrombey Estate, llamado así por su dueño, el autor de novelas criminales asesinado Harlan Thrombey, y se encuentra repleta de extraños y llamativos artefactos, una silla construida de cuchillos que apuntan directamente a la cabeza de la persona siendo la pieza principal, y meticulosamente detallada para reflejar la mente de la victima.

El director de fotografía Steve Yedlin, el diseñador de producción David Crank y el decorador de escenarios David Schlesinger hicieron un gran trabajo en la creación de la historia contada por la casa y todo su esfuerzo rindió frutos con una ubicación espectacular que se convierte en otro personaje.

LA MÚSICA

El director se reúne con su primo Nathan Johnson para su cuarta colaboración y – como se esperaba de un fanático de los misterios del asesinato como Rian – la música de Knives Out sigue el modelo del maestro del género, Bernard Hermann (Vértigo y Psico) y de las películas que inspiraron a Johnson como Murder On The Orient Express y Sleuth.

Nathan Johnson crea un sonido caprichoso y juguetón que hace uso intensivo de instrumentos de cuerdas y el piano como un homenaje a los ejemplos mencionados anteriormente sin caer en la parodia, lo que resulta en una banda sonora divertida y uno que vale la pena ser escuchada por fanáticos de los whodunits.

  • Knives Out! (String Quartet in G Minor)
  • No More Surprises

EL DIÁLOGO

RANSOM THROMBEY
(apuntando a su familia)
De hecho, come mierda, ¿que te parece eso?
Es más, come mierda, come mierda… come mierda, definitivamente come mierda y come mierda.

WALT THROMBEY
No comeré ni un solo pedazo de mierda!

BENOIT BLANC
Un hoyo de dona dentro de otro hoyo de dona. Pero debemos mirar un poco más de cerca. Y cuando lo hacemos, vemos que el hoyo de la dona tiene otro hoyo en
su centro: no es un hoyo para donas, sino una dona más pequeña con su propio hoyo, ¡y nuestra dona no está completa!

LO DEMÁS

  • Su título fue tomado de la canción de Radiohead, “Knives Out”. Johnson, un gran admirador de la banda, declaró: “Obviamente, la película no tiene nada que ver con la canción … Esa frase siempre se me ha quedado en la cabeza. Y simplemente parecía un gran título para un misterio de asesinato”.
  • El amigo cercano y colaborador frecuente de Johnson, Joseph Gordon Levitt, ha estado presente en todas sus películas. Aquí, la voz de Levitt se puede escuchar a través de una tableta cuando uno de los personajes está viendo un programa de detectives.

LA CONCLUSIÓN

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s